Entrevista a Juan Mulet, Director General de Cotec

P. Uno de los objetivos de Cotec es la promoción de la cultura innovadora. ¿Qué acciones están realizando para cumplir este objetivo?

R. Cotec inició sus actividades como proyecto a finales de 1989, convirtiéndose en Fundación en 1992. Hablar de innovación entonces era, por lo menos, original. Nuestra primera intención fue contribuir a que la sociedad española fuera más sensible a la importancia de la tecnología para mejorar su bienestar. Explicamos cómo esto era posible e intentamos conocer qué se hacía en España con este fin. Acciones de sensibilización y análisis de lo que se llaman sistemas de innovación nacional y regional y de sus diferentes agentes es, básicamente, lo que hemos hecho y hacemos.  Nuestro catálogo, con cerca de doscientos documentos, explica, directa o indirectamente, lo que hemos hecho. No me siento capaz de resumirlo en pocas líneas.

P. ¿Cuántas empresas llevaron a cabo actividades innovadoras en 2012 y cómo ha evolucionado este dato desde 2008?

R. La actividad de innovación, entendida como todo lo que hace la empresa para generar, asimilar y aplicar conocimiento para mejorar su oferta, es muy difícil de medir. En los países de la OCDE se utiliza una metodología llamada Manual de Oslo, que asegura una cierta homogeneidad de datos entre los países de esta Organización y el resultado de esta encuesta es lo que utilizamos para contestar esta pregunta, asumiendo que desconocemos su grado de fiabilidad.  En 2011, no tenemos todavía datos para 2012, el 18,6% de las empresas españolas declararon haber realizado alguna actividad de innovación tecnológica durante este año y, también, que el 24% de ellas implantaron en el período 2009-2011, alguna innovación no tecnológica. Las empresas de otros países europeos pueden declarar porcentajes que duplican las cifras españolas.

Seguramente más fiable es la estadística de investigación y desarrollo (I+D), realizada desde hace más de treinta años en los países de la OCDE, de acuerdo con otra metodología, la del Manual de Frascati. En 2011, las empresas que declaraban realizar, directa o indirectamente, I+D eran 11.178, de las cuales 4.507 tenían un departamento de I+D. Cualquier modelo que intente estimar el número de empresas con I+D que necesitaría una economía como la española, concluye que serían más de cuarenta mil.

La crisis ha hecho que el número de empresas innovadoras españolas haya disminuido. Sin embargo, esta disminución ha sido realmente importante entre las empresas pequeñas, las que emplean entre 10 y 49 empleados. Las que ahora tienen I+D fueron en 2011 algo más de la mitad de las que se contabilizaron en 2008. En los demás segmentos de tamaño, esta disminución ha sido de menos del 10%. Los porcentajes de empresas innovadoras, según la encuestas, han disminuido en unos tres puntos porcentuales entre 2008 y 2011.

 P. ¿Cómo cree que está afectando la crisis a la innovación?

R. Como se puede ver en las cifras que acabo de citar, menos de lo que sería esperable. Nuestra interpretación es que las empresas que innovan ya lo hacen siendo conscientes de su importancia para sus estrategias y, en consecuencia, intentan mantener esta actividad aun en situaciones difíciles, porque la consideran importante para sobrevivir. Las empresas que más han dejado la actividad son las que no estaban consolidadas, las de diez a cuarenta y nieve empleados. Pero el problema  sigue siendo que tenemos demasiado pocas empresas innovadoras.

P. Con respecto a otros países europeos no salimos muy bien parados en lo que a innovación se refiere. ¿Cuáles cree que son los motivos? ¿Qué deberíamos hacer para invertir esa situación?

R. En esta comparación salimos indiscutiblemente mal. El principal motivo es que hasta ahora no era necesario ser innovador para triunfar en nuestro mercado. Habíamos elegido sectores poco dependientes de la innovación, según un discurso hoy afortunadamente muy popular. Lo que habría que hacer es, sencillamente, tomarlo en serio, a esto ayudará, y mucho, la crisis. Cuando salgamos de ella, será muy difícil sobrevivir sin innovación, el mercado es ya global, y el nuestro es sólo una parte, y muy pequeña, de él.  Y en el mercado global venden sólo las empresas innovadoras.

P. Algunos empresarios consideran que la I+D+i la generan básicamente las compañías grandes y las universidades ¿Es así?

R. Quiero creer que esta percepción está ya superada. La empresa, sea del sector o tamaño que sea, es imprescindible para que haya innovación. Innovar es simplemente hacer mejor las cosas aprovechando lo que uno sabe. Y como he dicho antes, no creo que en un futuro no muy lejano pueda haber empresas que no sean innovadoras. Generar conocimiento no es imprescindible para innovar, basta recurrir al que uno tiene o que puede adquirir, para desarrollar innovaciones. Seguramente será a esto último a lo que se refieren esto empresarios.

P. ¿Sobre qué ámbitos se deben marcar preferencias para impulsar la innovación en la pyme?

R. La innovación es fundamentalmente una actitud. Me permito recomendar a todas las pymes que entren en nuestra página web (http://www.cotec.es) y cumplimenten una sencilla encuesta que permite evaluar su propensión a innovar. Dedicando unos quince minutos recibirá un diagnóstico y un corto documento que le explicará cómo interpretar su resultado y unas recomendaciones para mejorar su posición. Seguro que recibirá mucha mejor y más útil información que la que puedo dar ahora.

P. ¿La cooperación entre entidades públicas y privadas es una asignatura pendiente?

R. Sí. En España y en todo el mundo. Es verdad que en unos países funciona mejor que en otros y que en el nuestro hemos mejorado mucho, pero queda todavía mucho por mejorar.

P. Si estuviera en su mano definir el mapa de ayudas a la innovación ¿Qué tipo de herramientas lanzaría para apoyar a las empresas?

R. Se ha escrito mucho sobre esto. Se han diseñado muchos instrumentos, que atienden a necesidades concretas, por lo que efectivamente se debe hablar de mapas. Básicamente hay tres tipos de instrumentos financieros: subvenciones, fiscalidad y compra pública innovadora. La subvención es el clásico, que vale para cualquier tipo de política industrial. En España durante muchos años, lo hemos utilizado con las premisas de la política de reconversión y no se trata simplemente de ayudar a las empresas que dicen hacer I+D. La subvención tiene que ser tan importante como para que una empresa emprenda acciones, dentro de una estrategia de innovación firmemente asumida, que no haría sin esta ayuda. Lo demás es tirar dinero público. La fiscalidad es el gran instrumento para inducir a las empresas a innovar, con un dinero que de otra manera deberían devolver a la administración, desarrollan actividades innovadoras cómo, dónde y cuándo quieren. La compra pública es lo que se llama un instrumento de política demanda. El mejor estímulo a la innovación es el mercado. La compra pública innovadora garantiza un mercado a la empresa que es capaz de innovar para atender mejor una necesidad pública. Una necesidad que con toda certeza sienten administraciones de otros municipios, regiones o países, por lo que la compra pública innovadora es, porque crea mercados nuevos, una fuente de prosperidad para el país y para sus empresas innovadoras.

Los instrumentos no financieros también son muchos, pero las empresas que los usan son menos y ya más implicadas en la innovación. Los más relevantes son los que mantienen centros públicos de I+D y los conectan con el tejido productivo y los sistemas de protección de la propiedad industrial e intelectual.

P. Para finalizar, si un empresario que quiere apostar por la I+D+i le pidiera consejo ¿Qué claves le daría?

R. Primero que dedicara un cuarto de hora a nuestra encuesta. Luego que intentara buscar razones para sobrevivir en el mercado global sin innovar, como no las encontrará, tendrá que trabajar en su estrategia si quiere continuar. Espero que en esto le ayuden nuestras recomendaciones.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
¿Quieres conocer más?
Nuestros especialistas están esperando tu llamada. Contacta con nosotros para conseguir toda la información que necesitas. ¡Te esperamos!
Otros artículos relacionados
Contacta
con nosotros

Los mejores especialistas del sector a tu disposición. La mejor forma para realizar tus consultas.




    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos de servicio.

    He leído y acepto la política de privacidad
    Quiero suscribirme a la newsletter