Creatividad para la innovación

Es muy importante definir un modelo para generar constantemente ideas innovadoras que ayude a la empresa a convertir la innovación en su valor diferencial. Gran parte de las ideas innovadoras surgen del capital humano que tiene la empresa y por ello es absolutamente necesario trabajar para desarrollar las habilidades y aptitudes creativas.

Para estar constantemente generando nuevas ideas es importante tener un enfoque creativo, en el que se cree el contexto adecuado para compartir el conocimiento y en el que exista tolerancia al fracaso.

En la actualidad existen un sinfín de técnicas creativas que podemos emplear para generar y seleccionar ideas (brainstorming, analogías, listado de atributos, scamper…). Para definir qué técnica es más adecuada estudiamos el perfil del capital humano, la idiosincrasia de la empresa, sus necesidades y las características de sus productos y/o servicios.

Si algo hemos aprendido a lo largo de nuestras carreras profesionales es que las buenas ideas surgen del trabajo continuo (planificado y estructurado). Normalmente las “grandes creaciones” no nacen de manera espontánea, sino que son el resultado de la búsqueda constante de nuevas oportunidades. Son el resultado de tener una buena actitud, aptitud y de superar los obstáculos que constantemente ponemos a la creatividad.

proceso creatividad