Bonificaciones por personal investigador

Las bonificaciones a la Seguridad Social del personal investigador están reguladas por el RD 475/2014 y consisten en una bonificación del 40% de las Contingencias Comunes que asume la empresa. El incentivo se liquida mes a mes y se aplica en trabajadores que se dediquen en exclusiva a la I+D+i (según se define en art. 35 Ley Impuesto Sociedades) con una dedicación superior al 85% de su tiempo.

Para aplicar las bonificaciones  a la seguridad social por personal investigador los trabajadores deben estar incluidos en los grupos de cotización del 1 al 4 y su contrato podrá ser de carácter indefinido, en prácticas o por obra o servicio determinado (en este caso deberán tener una duración mínima de tres meses).

Las entidades que apliquen la bonificación en las cuotas de diez o más investigadores en un ejercicio, deberán aportar un Informe Motivado Vinculante emitido por la Dirección General de Innovación y Competitividad, del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO). Dicho informe deberá ser emitido por una entidad de certificación acreditada por ENAC.

Estas bonificaciones son totalmente compatibles con las deducciones fiscales por I+D+i siempre y cuando la empresa cuente con el sello de Pyme Innovadora otorgado por el MINECO. Asimismo, podrán entrar también en concurrencia con otros instrumentos de apoyo público siempre y cuando la ayuda total no supere el 60% del coste salarial anual correspondiente al contrato que se bonifica.

Están incluidas en el Registro de Pymes Innovadora aquellas empresas con menos de 250 trabajadores y con una facturación inferior a los 50 millones de euros que:

a) Hayan recibido financiación pública en los últimos tres años a través de:

  • VI Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica o del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.
  • CDTI (proyectos I+D+i).
  • 7º Programa Marco de I+D+i u Horizonte 2020.

b) Hayan demostrado su carácter innovador, mediante su propia actividad:

  • Por tener una patente propia en explotación en un período no superior a cinco años anterior al ejercicio del derecho de bonificación.
  • Por haber obtenido, en los tres años anteriores, un informe motivado vinculante.

c) Hayan demostrado su capacidad de innovación, mediante alguna de las siguientes certificaciones oficiales:

  • Joven Empresa Innovadora (JEI), según la Especificación AENOR EA0043.
  • Pequeña o microempresa innovadora, según la Especificación AENOR EA0047.
  • Certificación conforme a la norma UNE 166.002 «Sistemas de gestión de la I+D+i».

Puede ampliar la información pinchando aquí