Curso de creatividad para la innovación en Estrella de Levante

Recientemente hemos tenido el placer de realizar en la fábrica de cerveza Estrella de Levante, ubicada en Murcia, un curso sobre técnicas de creatividad y gestión de proyectos de I+D+i.

En el curso los técnicos de la cervecera murciana han aprendido a utilizar técnicas como Brainstorming, Scamper, Analogías o las Relaciones forzadas, con el objeto de encontrar soluciones innovadoras para los retos a los que se tienen que enfrentar diariamente. Nuestras compañeras Ana Pérez y Maria Vilaplana han explicado las claves para utilizar estas técnicas y han trabajado con ejemplos reales de la entidad.

Posteriormente, hemos profundizado en la evaluación de ideas, una etapa clave en la que hay que mantener el espíritu creativo y evitar utilizar criterios de selección como la factibilidad o la rentabilidad, pues en la mayoría de casos nos abocan a soluciones poco innovadoras. Y es que está demostrado que fomentar el pensamiento creativo repercute beneficiosamente sobre la empresa. Creatividad empresarial e innovación son conceptos que hoy en día no se entienden el uno sin el otro. Cualquier organización que pretenda innovar en sus productos o procesos productivos necesita personas creativas e implicadas y debe necesariamente fomentar la creatividad. Para ello, existen algunas claves como:

  • Mantener el estado “beta” que tienen las “start up”, siempre atentos a aprender del entorno, mejorar e incorporar posibles innovaciones.
  • Crear espacios óptimos en los que pueda darse la generación de ideas y la innovación.
  • Dejar tiempo para que los trabajadores puedan pensar. Muchas veces la carga de trabajo y el estrés impiden que las personas puedan pensar productivamente.
  • Implicar al capital humano, pues las organizaciones tiene un gran talento dentro.
  • Tener tolerancia al fracaso. La I+D+i conlleva incertidumbre y comporta que antes de conseguir una innovación fracasaremos muchas veces. La organización no debe penalizar que se descubra cómo “no hacer las cosas”. En caso contrario corremos el riesgo de que no hagan cosas y tomen decisiones por miedo al error.
  • Transparencia. Es muy importante que los trabajadores tengan clara la estrategia de la empresa y los objetivos, para que puedan encontrar soluciones alineadas.
  • Que se permita el juego.

Para finalizar, en la segunda parte del curso, nuestro compañero Víctor Gisbert ha explicado los aspectos más relevantes para hacer una gestión eficaz de proyectos. En concreto, ha ahondado en cómo planificar, implementar y hacer el seguimiento y cierre de un proyecto.