Kaizen, el camino a la excelencia

Kaizen es una filosofía de trabajo que se basa en la mejora continua y que busca depurar deficiencias día a día. Nos ayuda a ser excelentes y a seguir mejorando, siempre con el apoyo y cooperación del capital humano que tiene la empresa. A continuación te indicamos los tres motivos principales por los que aplicar Kaizen:

  1. Desarrollamos el potencial humano de la empresa y los implicamos en la búsqueda de soluciones.

Dentro de la empresa tenemos un capital humano totalmente capacitado y cualificado para contribuir a la mejora continua. La filosofía Kaizen se asienta en las personas, en su capacidad para buscar soluciones, en sus posibilidades y en su implicación. Para ello debemos plantearnos cosas como ¿Las personas de mi empresa están totalmente implicadas? ¿Les permitimos implicarse y aportar lo suficiente? ¿Tienen posibilidades de realizar una mayor contribución a la mejora continua?

La formación en Kaizen es también una potente herramienta que permite desarrollar las competencias de las personas de todos los niveles jerárquicos.

  1. Cada día es una oportunidad para mejorar y para ser excelente.

No debe pasar un día sin que se haya hecho alguna clase de mejora en algún lugar de la compañía. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es “querer mejorar” y querer hacerlo de forma firme y constante. Siempre existen mejoras a aplicar y en este sentido la complacencia es el principal enemigo de las compañías y de la evolución y mejora de las mismas. Podemos conformarnos con lo que tenemos o buscar formas para ser más eficientes, despuntar del resto y mejorar cualquier cuestión relativa a la mejora interna.

  1. Logramos soluciones más eficaces e innovadoras.

Al trabajar en equipo e implicar a las personas somos capaces de conseguir soluciones innovadoras, que apuntan a la causa del problema y no a los síntomas del mismo. Atajar esos problemas desde la raíz es la clave para conseguir soluciones eficaces.

Una correcta estrategia de mejora continua genera grandes resultados en la empresa, que se materializan en eficiencia, excelencia y rentabilidad.

También le puede interesar el artículo “Aclarando conceptos sobre Lean Manufacturing”.